Mea Maxima Culpa -- Silenzio nella casa di Dio

Nada es más sagrado que la inocencia. Esconder este crimen y los hechos  es equivalente  a haberlo cometido.  Dijo en la conferencia de prensa al presentar su película el director Alex Gibney. El documental  Mea Maxima Culpa -- Silenzio nella casa di Dio.

  El documental trata  de algunos de los casos más impactantes de abuso de menores que involucra a la Iglesia Católica en los últimos años, a partir del testimonio de cuatro personas sordas en los Estados Unidos, junto con otros 200 niños que  fueron víctimas de abusos del director de la escuela, el padre Lawrence Murphy, y ahora, sólo han encontrado la fuerza para denunciar lo ocurrido, se ha puesto de manifiesto la responsabilidad del Vaticano, para involucrar a la Curia romana y al mismo Benedicto XVI.

Los productores habían tratado de promover en el último Festival de Cine de Venecia.  Pero el  intento fue vano. "Fuimos censurado dijo Gibney en una entrevista. Lo que sí sé es que en Venecia se siente una fuerte presión política”.

Gibney cuenta una historia triste como se  visto: un sacerdote, el padre Lawrence Murphy, una instituto para niños sordos, el acoso sufrido por los jóvenes estudiantes  en la década 1963 1974.  La película también nos habla de la primera acción colectiva contra el abuso sexual por parte de sacerdotes católicos en los Estados Unidos .