Actualizado 6:16 PM UTC, Jun 12, 2015
Cargando

El investigador de ONU sobre Gaza, asesoró a la OLP

El presidente de la Comisión de las Naciones Unidas encargada de investigar el conflicto entre Israel y la organización terrorista islámica Hamás, en Gaza, en el verano de 2014, dimitió ante denuncias israelíes sobre su supuesta parcialidad tras haberse revelado que realizó trabajos de asesoramiento legal para la Organización para la Liberación Palestina (OLP).

El profesor de leyes canadiense, William Schabas, envió una carta a la comisión de la ONU, explicó los motivos de su renuncia alegando que había sido víctima de “ataques maliciosos”.

En 2012 Schabas recibió 1.300 dólares por una consulta legal que escribió para la OLP. El profesor canadiense explicó que el servicio que suministró no fue diferente al que proveyó a otras organizaciones. Schabas dijo que no quería que las acusaciones mancharan la reputación de la investigación. “Mis puntos de vista sobre Israel y Palestina así como muchas otras cuestiones son bien conocidas y públicas”, escribió. “Este trabajo en defensa de los derechos humanos parece haberme convertido en blanco de ataques maliciosos”.

“Creo que es difícil continuar con el trabajo mientras se lleva a cabo un procedimiento para considerar si el presidente de la comisión debe ser removido”. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU, encargó a una comisión presidida por Schabas investigar el conflicto de 2014 en Gaza. La comisión investigadora planea difundir su informe en marzo. Schabas expresó que la mayor parte de la investigación ya se llevó a cabo, y el informe está siendo redactado. Los otros dos expertos de la comisión son Doudou Diene de Senegal, que se desempeñó en la comisión sobre racismo de la ONU y en el post-conflicto de Costa de Marfil, y la ex jueza de la Corte Suprema de Nueva York, Mary McGowan.

Mientras que se espera que el informe se focalice en las violaciones israelíes durante la guerra del verano pasado con las milicias islámicas de Hamás, un comunicado de prensa emitido, en diciembre pasado,incluía “investigaciones sobre las actividades de los grupos armados palestinos en Gaza, incluyendo ataques sobre Israel, como así también las operaciones militares israelíes en la Franja de Gaza y las acciones israelíes en Cisjordania incluyendo Jerusalén”. Los funcionarios israelíes han rechazado a la comisión calificándola de parcial y señalando que se trata de una farsa.

La designación de Schabas en agosto pasado indignó a Jerusalén, que lo acusó de tener puntos de vistas críticos hacia el Estado judío. Schabas ha dicho en el pasado que le gustaría ver al primer ministro, Biniamín Netanyahu, procesado por crímenes de guerra. El gobierno de Jerusalén anunció que no cooperaría con la investigación ni enviaría oficiales a brindar testimonio. No obstante, un grupo de israelíes, incluyendo a Gila Tragerman, la madre de Daniel, el niño de cuatro años asesinado por los morteros disparados por palestinos desde Gaza, dio testimonio ante la comisión, a través de Skype; en tanto que otros volaron a Ginebra donde tiene su sede la comisión.