Se abre un segundo agujero en Florida

Un segundo agujero se ha abierto repentinamente en la tierra en Tampa (Florida), a unos 3 kilómetros del que se abrió la semana pasada en la misma localidad. Afortunadamente, este último orificio se originó entre dos casas y no ha causado víctimas ni heridos.

Este socavón en la tierra mide 3,6 metros de diámetro, 1 metro de profundidad en el borde y metro y medio en el centro.


Este último agujero no estaría relacionado con el que se abrió el jueves pasado bajo la casa de Jeff Bush. «No está geológicamente conectado», aseguró Puz. Bush desapareció en el interior del primer agujero de 9 metros de ancho y 18 metros de profundidad, que se tragó su dormitorio completo, él incluido.

Los residentes de las dos casas colindantes fueron evacuados y por el momento el cuerpo ni siquiera ha aparecido y parece poco probable que llegue a recuperarse.